Haz clic aquí para volver a la página de inicio

Forjando un destino.

No se cuales son los pasos que el destino a preparado para mí, ni tampoco pienso estar esperando la luz celestial que los ilumine.


Einstein, E. Punset y grandes eminencias, creían y creen que el destino existe. La teoría es muy sencilla.


1. Nosotros percibimos la realidad que nos afecta.

2. El cerebro tiene la capacidad de seleccionar la realidad que queremos que nos afecte. (Un lesionado ve lesionados por todas partes, una embarazada ve embarazadas partes, etc.)

3. El futuro será una realidad, por lo tanto el percibiremos.

4. Según esto, el destino será como nuestro cerebro quiera verlo.


Visto lo visto, tengo muy claro que quiero ser dueño de mi destino y lo quiero modificar como mi mentalidad se encuentre más feliz. Hay que pensar en positivo, hay que vivir el inicio de los sueños visualizando-te al final de estos.


"Nuestro destino de viaje nunca es un lugar, sino una nueva forma de ver las cosas". (Henry Miller)

"Créeme, en tu corazón brilla la estrella de tu destino". (Johann Von Schiller)

Tengo claro, que me gustaría vivir el mundo profesional del baloncesto, al igual que tengo claro que no es fácil. Tengo claro que hay muchas personas con experiencia, conocimientos, rodaje, con padrinos, etc.... ¡pero no son como yo!, yo tengo mi luz, mi esencia y como yo, en este sentido, ni mejor ni peor, no hay nadie.


Me gusta decir que estoy forjando mi destino, pues cuanto más lo intento, más consciente soy de mi propia luz, me llena de orgullo gastar mi energía en lugar de apagar la de los demás; pues en el momento que no tenga mis objetivos... me convertiré en los objetivos de los demás.

Simplemente por eso, soy feliz y si mi camino es más largo, pero llega, será mi camino. Un buen día, cuando a un buen amigo le decía que había perdido un tren importante en el baloncesto y que pintaban bastos; él sonriendo me dijo: "lo importante es que no te vayas de la estación, ¿no?"


"Incluso un camino sinuoso, difícil y solitario, nos puede conducir a la meta si no la abandonamos hasta el final". (Paulo Coelho)

No se si tendré de nuevo las oportunidades pasadas, no se si tendré oportunidades para explotar lo que llevo dentro, lo único que sé y considero que es lo que vale, es que no tengo miedo a nada, y tengo las ideas claras, la capacidad de ilusionar-me e ilusionar a los que crean en mí.